Clasificación de el enunciado

Los enunciados pueden ser, de acuerdo con la intención del que habla, declarativos: informan, "Afuera llueve"; interrogativos: preguntan (se escribe entre signos de interrogación), "¿A dónde te diriges?"; imperativos: ordenan algo, "Quédate quieto"; exclamativos: expresan emociones y estados de ánimo (se escribe entre signos de admiración), ¡No puedo creer que sea cierto!; dubitativos: expresan duda, "Tal vez nos veamos mañana"; y desiderativos: expresan deseos, "Ojalá recuerde escribirme".

De acuerdo en su estructura los enunciados se clasifican en UNIMEMBRES Y BIMEMBRES.

Los UNIMEMBRES están formados por un solo miembro o elemento; carecen de sujeto y predicado, y no llevan verbo conjugado. Ejemplo: El novio de mi hija.

los BIMEMBRES están formados por: sujeto y predicado, y en su estructura tienen un verbo conjugado. Ejemplo: El novio de mi hija le trajo un ramo de flores.
Se ha producido un error en este gadget.

¿Te ha sido funcional este blog?